Información para los Guías

 

 

 

ACLIMATACIÓN

La aclimatación a la altura no es algo opcional, es una norma que todos deberíamos seguir si no queremos sufrir de Soroche como se conoce localmente al mal de altura. Una inadecuada aclimatación de seguro pondrá en riesgo el éxito de una escalada y - peor aún - la salud en incluso la vida misma de nuestros clientes. No seguir estas normas no es solo una actitud irresponsable y poco profesional, podría ser posible causa para un proceso penal en su contra si algo sucediera con su cliente.

 

La aclimatación es esencial para realizar cualquier actividad en las alturas, no existen medicinas mágicas que suplanten esta norma y solo puede ser lograda luego de un tiempo mínimo en el que el cliente es llevado gradualmente cada vez más alto. El hecho que un cliente sea joven, que está en óptimo estado físico o que ya haya estado en la altura anteriormente no reduce en lo absoluto la necesidad de aclimatarse con tiempo a la altura (de hecho, se ha comprobado que mucha gente joven y deportista tiende a enfermarse más frecuentemente en la altura).

 

Se trata de un proceso gradual mediante el cual el cuerpo humano se adapta a la altura. A causa de la baja concentración de oxígeno (causada por la menor presión atmosférica), el ritmo respiratorio así como el número de latidos del corazón se incrementa para compensar esta falta de oxígeno. A causa de este incremento en el ritmo respiratorio, la actividad física y la falta de humedad, el individuo tiende a perder agua y deshidratarse. Gradualmente y luego de varios días, la presión sanguínea se compensa con la menor presión atmosférica. Normalmente en el tiempo que nuestros clientes tienen para sus vacaciones (en el mejor de los casos estamos hablando de 2 a 4 semanas), el cuerpo no llega a desarrollar un número significativo de glóbulos rojos que son los responsables de capturar el oxígeno de la sangre.

 

Al ascender un cliente demasiado rápido no se permite que su cuerpo se adapte gradualmente a la altura, pudiendo ocasionarle un Soroche cuyos síntomas son: falta de aire, pulso acelerado, letargo, dolores de cabeza moderados, falta de apetito, insomnio, fatiga y deshidratación. Normalmente estos síntomas desaparecen en un par de días y se recomienda reposo, abundantes líquidos, comida ligera y calmantes ligeros para aminorar el dolor de cabeza.

 

En algunos casos extremos un cliente puede desarrollar un Edema Pulmonar cuyos síntomas son: respiración muy dificultosa, saliva rosada e incluso se puede escuchar el fluido de líquidos en los pulmones. El cliente tiene que ser evacuado de inmediato a un lugar mucho más bajo de inmediato, el colocarlo dentro de una bolsa hiperbárica alivia los síntomas mientras el paciente se encuentre adentro pero esto es muy poco práctico ya que de todos modos hay que evacuarlo y se necesitan varias personas para trasladarlo. En Bolivia existen pocas cámaras hiperbáricas localizadas en el Aeropuerto de El Alto, la Embajada Americana y alguna clínica privada. Existen medicamentos mediante los cuales se puede ganar algo de tiempo en caso de un Edema Pulmonar pero que tienen que ser prescritos y administrados por un médico o por personal para-médico calificado.

 

Los casos de Edema Cerebral son muy raros pero casi en su totalidad mortales, sus síntomas son: dolores de cabeza severos (no pasan ni con los calmantes más fuertes), nausea, vómitos compulsivos, falta total de apetito, desorientación, falta de equilibrio, problemas de visión, comportamiento anormal e incluso violento, y pérdida de conciencia. Si se sospecha de un paciente con Edema Cerebral, se lo tiene que evacuar a un lugar menos elevado y llevarlo al centro médico más cercano de emergencia.

 

No existe una receta única a seguir para aclimatarse y el proceso varia de persona a persona e incluso en la misma persona en diferentes ocasiones. Como norma se tiene que sugerir por lo menos las siguientes normas:

 

  • Día de arribo en La Paz. Poca actividad física, idealmente quedarse a descansar en su hotel. Beber muchos líquidos evitando gaseosas y bebidas alcohólicas. Sugerir al cliente verificar el color de su orina que debería ser claro, síntoma de una adecuada hidratación. Comida ligera baja en gracias y basada principalmente en carbohidratos (pasta)
  • Aclimatación inicial. Disponer de 2 a 4 días para aclimatarse a la altura del altiplano. Se recomiendan actividades físicas moderadas.
  • Aclimatación de altura. Disponer de 2 a 4 días para aclimatarse para ascender cualquier montaña de 6000m o más. Se recomienda ascender uno o más picos de alrededor de 5500m.

 

Si el cliente tiene planificado un viaje a la selva, se recomienda posponerlo hasta después de sus ascensos a montaña.

 

La mayor parte de los extranjeros y en especial la gente joven tienden a subestimar la necesidad de un adecuado proceso de aclimatación, es obligación de los guías el educarlos y explicarles sobre una adecuada práctica de aclimatación.

 

Para los clientes que estén tomando Azetasolamida (Diamox) hay que recomendarles beber mucho más líquidos de lo normal ya que este medicamento actúa como un diurético. Calmantes comunes como Aspirina, Ibuprofeno o Tilenol son recomendados. El famoso Sorochipil no es otra cosa que Aspirina con Cafeína. La coca en forma de mate contiene apenas trazas de anestésico y actúa más como un placebo, probablemente "pijchar" una buena cantidad de coca pueda eliminar un dolor de cabeza sin embargo esto necesita bastante práctica y podría causar un cólico estomacal en clientes que se traguen mucha hoja de coca. La cafeína podría ayudar a algunos clientes que tienen costumbre de beber café bien cargado. Otros medicamentos que actúan en base a corticoides como la Dexametazona no pueden ser prescritos y mucho menos administrados por los guías.

 

EQUIPO DEL GUÍA

Ropa. No solo es importante contar con buena ropa que nos proteja de las inclemencias del tiempo, esta además es nuestra carta de presentación frente a los clientes, la primer impresión que los clientes se hacen del guía será a través de lo que uno lleve puesto.

 

  • Chamarras. Chamarra de polar o de material windstopper (chompas u otras prendar de lana no son aconsejables). Chamarra rompe vientos e impermeable (Goretex o material respirable ideal pero no imprescindible). Chamarra de plumas muy aconsejable para las noches o en caso de largas esperas en la ruta.
  • Pantalones. Pantalones regulares (los convertibles son muy prácticos. Jeanes no son convenientes). Pantalón Polar aconsejable para las noches. Overol o pantalón rompe vientos e impermeable (Goretex o material respirable ideal pero no imprescindible).
  • Ropa interior. Calzas largas y camisetas de manga larga muy aconsejables (mejor de material sintético y no de algodón).
  • Medias. Medias gruesas para usar con las botas de montaña. Medias delgadas muy útiles para aproximaciones y días de descanso.
  • Camisa. Camisa o camiseta de manga larga aconsejable para evitar quemarse al sol.
  • Zapatos. Zapatillas deportivas o botines de caminata muy aconsejables para aproximaciones. Sandalias muy aconsejables para días de descanso y estadías en campamentos.
  • Sombrero. Imprescindible sombrero con visera, idealmente con protector de cuello. Gorro, bandana o wincha polar también imprescindible (recomendable llevar uno extra para algún cliente que no lo tenga).
  • Guantes. Guantes delgados muy recomendables para uso general y en los campamentos. Mitones o guantes gruesos para escalada en hielo imprescindibles (recomendable llevar uno extra para algún cliente que no lo tenga).
  • Lentes para el sol. Imprescindible lentes obscuros y 100% UVA, UVB (recomendable llevar uno extra para algún cliente que no lo tenga).
  • Otra ropa. Traje de baño opcional si hay la oportunidad de tomar un baño.

 

Equipo de campamento y aproximación. En los Andes existen muy pocos refugios u hostales de montaña, casi todas nuestras escaladas son realizadas en base a campamentos y todo guía deberá estar preparado para acampar en un cómodo campamento base, sobre un glaciar en un campamento alto y - de ser necesario - pasar la noche en un Vivac.

 

  • Bastones. Muy útiles para aproximaciones e incluso caminatas sobre glaciares, uno es normalmente suficiente pero mejor tener dos. Lo ideal es que sean telescópicos de 3 cuerpos que se retraen a un tamaño mínimo.
  • Bolsa de Dormir. Para nuestras montañas lo ideal es tener una bolsa de dormir de plumas para al menos -15C "comfort" o su equivalente en material sintético (más económicas aunque más voluminosas). Ayuda tener una bolsa extra de polar delgado con la que se puede subir varios grados a la bolsa. De la misma manera es importante tener una bolsa Vivac (idealmente de Goretex o un material similar respirable).
  • Colchoneta. Imprescindible llevar una colchoneta de espuma para toda ocasión. Para campamentos base o si no se tiene limitaciones en el peso, vale la pena llevar una colchoneta inflable adicional (llevar parches en caso de pinchazos).
  • Mochila. Mochila compacta de armazón interno de 30-40 litros para uso diario y escaladas. Para aproximaciones largas o cuando hay que llevar mucho equipo llevar una mochila de 70-90 litros. Bolsón o bolsa marinera ideal para llevar el resto del equipo.
  • Carpa. Imprescindible contar con carpas de 4 estaciones de alta montaña.
  • Cocina. Cocinilla tipo MSR muy eficiente (gasolina blanca muy difícil de conseguir, funciona también con gasolina regular aunque tiende a atascarse). Cocinillas a gas butano/propano no son muy eficientes en alta montaña.
  • Botella de agua. Llevar cantimplora(s) para por lo menos 2 litros por día (tipo Nalgene son muy prácticas). Un termo mediano de 750cc o 1lt resulta muy conveniente para el día de la cumbre. Bolsas de agua tipo Camelback tienden a dañarse muy rápidamente y su boquilla a congelarse.
  • Linterna. Linterna frontal con LEDs con baterías AAA recomendada (idealmente utilizar baterías recargables que no se desechan y dañan el medio ambiente).
  • Crema solar. Utilizar siempre crema solar factor 30 SPF (para nuestras montañas es recomendable utilizar una de factor 50 o 60 SPF).

 

Equipo de escalada. Es obligación del guía el tener equipo de montaña adecuado y lo más actualizado posible. Es importante tener en cuenta que equipo como cuerdas, arneses, cintas, tienen un tiempo de vida útil limitado y deben ser reemplazados periódicamente. Equipo metálico que haya sufrido grandes caídas (mosquetones por ejemplo) deben ser desechados.

 

  • Botas de montaña. Botas plásticas aconsejables para escaladas de alta montaña especialmente en invierno, las botas de cuero de última generación son muy útiles aunque con limitaciones. Asegurarse que las botas sean por lo menos un par de números más grandes para poder utilizar varias medias.
  • Crampones. Mejor utilizar crampones semi-automáticos equipados con planta antideslizante (siempre tener una bolsa de lona para llevarlos sin dañar otro equipo dentro la mochila).
  • Polainas. Recomendadas para hacer rutas en las que puede encontrarse nieve profunda, aunque muy útiles para montañas muy frías (volcanes). También ayudan a proteger el pantalón de posibles rasgaduras con los crampones.
  • Piolet. Llevar siempre un piolet largo para caminatas en glaciares (60cm). Para rutas técnicas llevar dos piolets cortos; por lo menos uno con martillo.
  • Arnés. Arnés deportivo de asiento recomendado mínimamente. Utilizar arnés de pecho en glaciares con grandes grietas y mucho riesgo de caídas.
  • Otro equipo. Contar con el número suficiente de mosquetones de seguridad y simples, cintas express, tornillos de hielo, estacas de nieve, cintas, cordinos, empotradores de roca, ascensores, descensores, poleas, etc, de acuerdo a la ruta a realizar.
  • Casco. Es obligación de los guías promover el uso del casco aun en rutas en las que no parezca necesario.
  • Cuerda. Idealmente el guía debería contar con su propia cuerda, de esta manera la cuida y conoce su historia. Por regla general, mejor tener una cuerda de 60m y que resulte muy larga que correr riesgos innecesarios por tener una cuerda muy corta.

 

Misceláneos.

 

  • Elementos de higiene. Toallas húmedas muy útiles para darse un "baño de gato". Imprescindible papel higiénico suave, pasta dental y cepillo de dientes. Para limpieza personal: jaboncillo, toalla y un pequeño espejo.
  • Cámara fotográfica. Muy recomendable contar con una cámara compacta digital (no olvide baterías y memoria extras).
  • Teléfono celular. Imprescindible, mejor con el sistema TDMA (por el momento Entel tiene la mejor cobertura en las zonas de montaña más visitadas). También sirve como alarma.
  • Juego para reparos. Imprescindible DucTape o una cinta similar, así como una navaja Suiza (abrelatas, cuchillo, pinzas). Idealmente tener herramienta Leatherman con alicate. Ganchos de chola, agujas, hijo plástico y alambre.
  • Botella bacín. Muy recomendada para evitar salir de noche (tipo Nalgene muy prácticas).
  • Repelente para insectos. Para ocasionales viajes a las tierras bajas tener un repelente en base a DEET.
  • Otros. Agenda o cuaderno de notas con lápiz. Bolsas plásticas con cierre.

 

 

TEMAS DE SALUD

 

 

Es extremadamente importante que el guía haga el curso de primeros auxilios y que se mantenga actualizado en este tema. Como bien sabemos, en Bolivia aun no existe un sistema organizado de rescate y todos los guías debemos ser autosuficientes y capaces de atender cualquier accidente o problema médico que se presente. Es importante que el guía sepa a cerca de las vacunas y prevenciones que el cliente debe tomar antes de viajar a Bolivia.

 

En todo caso recomendarle siempre visitar a su médico y su dentista antes del viaje y que traiga sus propias medicinas. Personas con problemas respiratorios (por ejemplo asma o alergias) tendrían que disponer de máscara contra el polvo. Mujeres tienen que contar con sus suplementos de cuidado íntimo como tampones, toallas higiénicas y calmantes menstruales.

Mal de Altura
Visite Aclimatación al principio de esta página.

 

Problemas estomacales

 

Los problemas estomacales o intestinales son bastante comunes entre nuestros clientes debido a muchos factores como el estrés del viaje, el cambio de dieta o por el consumo de agua o alimentos contaminados y normalmente estos síntomas desaparecen en algunos días.

 

La primer medida a tomar cuando se presentan los primeros síntomas como la diarrea, es aconsejar al cliente a beber bastante líquidos (mejor mezclado con sales de rehidratación oral) y tomar algún digestivo como pepto-bismol. Medicinas en base a carbón como el Estreptocarbocaftiasol son consideradas "pasadas de moda" pero ayudan bastante en esta etapa.

Si los problemas persisten o emporan, se deberá sugerir al cliente seguir un tratamiento de antibióticos. La diarrea persistente puede causar un severo problema de deshidratación y resulta sumamente incómodo especialmente si el cliente tiene que viajar, entonces se recomienda utilizar Imodium que ayuda como astringente.

 

Siempre recomendar a los clientes que eviten tomar agua de la pila y comer comida en las calles, evitando - al menos durante los primeros días de la aclimatación -, la comida muy condimentadas o picantes o rica en grasas. En importante lavarse las manos luego de entrar al baño y antes de las comidas. Resulta muy útil poner a disposición de los clientes un frasco pequeño de alcohol en gel (Purell) antes de cada comida. El agua a beber deberá ser filtrada, hervida o purificada con pastillas (en base a Iodo o Cloro).

Radiación Ultravioleta

Sin importar la cantidad de sol que exista, lo nublado que esté, el color de la piel o la costumbre que uno tenga de estar bajo el sol, todos estamos expuestos a la intensa radiación ultravioleta. Esta amenaza se hace más intensa debido a la altura en la que nos movemos, lo cercanos que estamos a la línea del Ecuador (menos capa atmosférica que nos proteja) y a los agujeros en la capa de Ozono que cada vez se hacen mayores.

 

Es aconsejable utilizar camisa de manga larga, pantalones y gorro con visera. Imprescindible el uso de crema protectora de 30 SPF como mínimo o - dependiendo de lo sensible que sea la piel - hasta 60 SPF para no tener que estarse colocando crema muchas veces al día. También es imprescindible el uso de lentes para el sol de buena calidad 100% UVA, UVB. Los lentes para el sol ordinarios no solo nos protegen contra la radiación ultravioleta, sino que además hacen que las pupilas se expandan empeorando la situación.

 

Malaria

 

Esta enfermedad es transmitida por el mosquito Anófeles que se encuentra en las selvas del Amazonas y generalmente a una altura menor a los 2500m, por consecuente no existe riesgo de contraer Malaria en las montañas de los Andes.

 

Algunos clientes que tienen planeado ir a la selva antes o después de las montañas, entonces hay que informarles que no existe una vacuna contra la malaria y solo hay medicación (Chloroquine, Mefloquine o Doxycycline) que - en caso de contraer esta enfermedad -, hace los síntomas menos severos. La mejor prevención es evitar ser picado por los mosquitos utilizando pantalones y camisa de manga larga, y evitando estar en la intemperie a las horas del amaneces y del ocaso.

 

Cólera

 

Esta enfermedad se puede prever consumiendo agua y alimentos no contaminados. Hoy en día esta enfermedad sigue siendo endémica en Bolivia pero está bastante controlada y poco difundida.

Fiebre Amarilla

 

Al igual que la Malaria, esta enfermedad viral es transmitida por un mosquito y produce una infección del hígado, solo se presenta en tierras bajas y poco salubres. Existe una vacuna que dura 10 años yu que es sugerida para viajeros hacia Bolivia y es obligatoria para turistas de Estados Unidos.

 

Otras Vacunas

 

  • Tétanos, Difteria y Polio. Es importante que el cliente tenga esta vacuna que generalmente dura 10 años.
  • Tifoidea. Infección transmitida por medio de agua contaminada. Es importante que el cliente tenga esta vacuna que generalmente dura 3 años.
  • Rabia. Enfermedad transmitida por la mordedura de algún animal (perros, gatos, ratas o vampiros). Existe una vacuna que ofrece una protección mínima y solo prolonga el tiempo entre la mordedura y la visita al hospital para recibir tratamiento. La mejor prevención es evitar ser mordido, para esto los bastones de caminata son muy útiles.
  • Hepatitis A. Enfermedad viral transmitida por medio de agua o comida contaminada (incluso se han dado casos de contacto de persona a persona). Existe una vacuna en base a Gamaglobulina que dura alrededor de 10 años pero no protege contra la Hepatitis B.
  • Hepatitis B. Enfermedad transmitida a través del intercambio de fluidos. Existe una vacuna.

 

Botiquín de primeros auxilios

 

  • Analgésicos. Acetaminofen (Paracetamol), Aspirina o Tilenol para dolor de cabeza y otros dolores menores. Ibuprofeno es además desinflamante y antipirético.
  • Antibioticos. Para uso externo utilizar antisépticos en pomada o líquido. Doxicicline como antibiótico de uso general. Ciprofloxasina para casos de infección intestinal. Tinadazole para infección por giardia. Algunas personas desarrollan resistencia a algunos antibióticos, esto es algo que solo el cliente junto a su médico serán capaces de determinar.
  • Sales de rehidratación oral. Importante para reemplazar sales perdidas por la deshidratación causad por una diarrea o disentería.
  • Purificador de agua. Tabletas de Iodo o Cloro para purificar agua.
  • Pepto-Bismol. Medicina preventiva pra la Diarrea.
  • Imodium o Loperamide. Detiene mecánicamente el trabajo del intestino eliminando la diarrea. Es tilizado preferentemente cuando se tiene que viajar.
  • Vendajes y otros. Gaza, algodón, tiras de sutura, cinta microporex, curitas y vendajes elásticos para curar heridas externas.

 

 

BIBLIOGRAFÍA

 

 

El guía de montaña tiene la obligación de mantenerse constantemente actualizado en técnicas y conocimientos teóricos que hacen a nuestra profesión. Los clientes hoy en día esperan además que su guía tenga un buen nivel de cultura general, lo que hace la diferencia entre un guía mediocre y uno realmente profesional. La siguiente es una lista muy resumida de algunos libros sugeridos para el guía (muchos de ellos solo disponibles en Ingles):

 

  • Birds of Perú de Schulenberg, Stotz, Lane, O'Neill & Parker. Publicada por Princenton Field Guides. 2007 (lastimosamente no existe una guía sobre aves de Bolivia, este libro es el mejor sustituto).
  • Hidrografia de Bolivia del “Servicio Nacional de Hidrografía Naval Boliviana”: Talleres Gráficos del Instituto Geográfico Militar, 1998.
  • Historia de Bolivia de José de Mesa, Teresa Gisbert & Carlos D.Mesa Gisbert, Publicado por Editorial Gisbert (4th Ed.), 2001.
  • Bolivia: A Climbing guide de Yossi Brain, Publicada por the Mountaineers books, 1999.
  • Die Konigskordillere: berg und skiwndern in Bolivien de Pecher Robert y Walter Schmiemann, Publicado por Christoph and Michael Hofbauer, 1983.
  • High Altitude: Illness and Wellness de Charles Houston, M.D. Publicado por ICS Books, 1993.
  • La Cordillera Real de los Andes de Alain Mesili, Publicada por “Los amigos del Libro”, 1984 (reimpresa 1996).
  • Mountaineering in the Andes: A sourcebook for climbers de Jill Neate, Publicada por the Royal Geographic Society, 1994.
  • Mountains in Bolivia de Hendel Fred Publicada por Aventura Press, 1992.
  • Southern Cordillera Real de Peter and Schmiemann Publicada por“Publicaciones plata” Switzerland.
  • The High Andes: A guide for Climbers de John Biggar Publicada por Andes, 1996.
  • The Andes: A trekking guide de John Biggar Publicada por Andes, 2001
  • Traumberge Amerikas: Von Alaska bis Feuerland de Eckehasd Radehose Publicada por Bergverlag Rother, 1996
  • Los Andes de Bolivia – Guía de escaladas de Alain Mesili Publicada por CIMA Producciones, 2002
  • 6000+ The thirteen 6,000 meter mountains of Bolivia de Willy Kenning. 2006.
  • Adventuring in the Andes: The Sierra Club Travel Guide to Ecuador, Peru, Bolivia, the Amazon Basin and the Galapagos Islands de Charles Frazier with Donald Secreast Publicada por San Francisco: Sierra Club Books, 1985.
  • Backpacking and Trekking in Peru and Bolivia de Hilary Bradt Publicada por London: Bradt Publications UK & The Globe Pequot Press Inc., USA, 1987.
  • Bolivia: A travel Survival kit de Deanna Swaney Publicada por Berkeley: Lonely Planet Publications, 1996.
  • Bolivia Handbook de Alan Murphy Publicada por Footprint Handbooks, 1998.
  • Exploring South America de Loren McIntire Publicada por New York: Clarkson N. Potter, Inc. 1990.
  • The Latin America Travel Advisor de Robert and Daisy Kunstaetter Editions.
  • The South American Handbook de Ben Box (ed.) Publicada por London: Trade and Travel Publications and in the USA by Prentice-Hall Trade, yearly revisions.
  • Trekking in Bolivia - A Traveler's Guide de Yossi Brain, Publicada por the Mountaineers, 1997.
  • The Andes: A trekking guide de John Biggar & Cathy Biggar, 2001.
  • Trekking & Climbing in the Andes de Val Pitkethly & Kate Harper, 2002.
  • Unforgetable Journeys to take - Before you die by Steve Watkings and CLare Jones. Publicada por BBC books. 2007.
  • The High Altitude Medicine Handbook by Pollard, Andrew, and David Murdoch, Publicada por Oxford and New York: Radcliffe Medical Press, 1997.